Aprovecha todo nuestro contenido Gratuito!

5 requisitos indispensables para comenzar a mejorar tu alimentación.

¿Intentaste varias veces mejorar tus comidas, pero una y otra vez dejás todo el esfuerzo por el camino?

comer-bien1-1200x900

5 requisitos indispensables para comenzar a mejorar tu alimentación.

¿Intentaste varias veces mejorar tus comidas, pero una y otra vez dejás todo el esfuerzo por el camino? … Aquí te cuento 5 requisitos indispensables para comenzar a mejorar tu alimentación.

 

Quizás te paso una, o más veces. Empezaste una semana con toda las ganas, haciendo más actividad física, te anotaste en el gimnasio, o quedaste con tu amiga para salir a caminar juntas. O decidiste comer más frutas, o disminuir la cantidad de panificados que comés habitualmente.

 

¡Qué buenas decisiones! El problema se presenta 5 o 6 días después, quizás 15 días más tarde. Tus ganas comienzan a disminuir y entonces, volvés a comer la misma cantidad de productos de panadería que comías, o le mandás un mensaje a tu amiga, excusándote para no salir a caminar. ¿Has vivido esta experiencia?

 

Yo creo que todos pasamos por estas etapas. Es más creo que son necesarias para llegar al momento en que vemos este proceso desde otro punto de vista.

 

Después de más de 20 años de acompañar estos cambios en la alimentación de muchas personas quiero contarte 5 aspectos que, según mi experiencia, son indispensables para lograra mejorar la alimentación de forma sostenida en el tiempo.

 

Empecemos.

 

1° Tené en claro verdadera razón por la cual querés cambiar alguno de tus hábitos alimentarios.

 

Este cambio parece obvio, pero la realidad es que muchas veces, lo pensamos o lo decimos como un simple deseo. “Quiero comer mejor”… Incluso, pensamos… “Debería comer mejor”.

 

Ahora tenés que dar un paso más. Cuando pensás “Quiero comer más frutas”… “Debería comer menos azúcar”… por qué lo pensás… ¿Cuál es tu objetivo detrás de eso?

 

Reflexioná sobre las verdaderas razones por las que te gustaría modificar algo.

 

 

Algo fundamentetal cuando querés tener motivación y disciplina es tener estas razones claras, bien claras. Si podés, mejor anotalas y revisalas cada semana. Para que sea un recordatorio de por qué estás haciendo lo que estás haciendo.

 

2° Aceptá que tenés que aprender más sobre alimentos.

 

Y sí, hay que reconocer que el cambiar algo… la mayoría de las veces implica un aprendizaje. Y la forma de alimentarse no escapa de ese patrón… hay que conocer un poco más de alimentos, de combinaciónes, de recetas… al aprender descubrimos nuevos beneficios o, también distinguimos de forma más clara lo que no te hace tan bien.. Es por esto es aprender, te ayuda a cambiar.

Es difícil modificar algo sin saber el por qué es mejor hacerlo de ese modo.

Aprendé siempre algo nuevo, probá nuevos sabores, nuevas recetas, nuevos condimentos. A lo largo del tiempo, con ese ejercicio, vas a incorporar y descartar alimentos según tus preferencias.

 

3° Aceptá la incomodidad de que tenés que dejar parte de quien has sido hasta hoy para darle un lugar a quien querés ser.

 

Parte de cambiar tu forma de alimentarte es volverte una mejor versión de vos. Para eso, tenés que dejar de ser esta versión actual… tenés que evolucionar.

Aquí viene la frase archifamosa de …. “mismas acciones, generan mismos resultados” que al parecer la dijo Einstein… pero no es comprobado.

La persona que eras… que comía de “x” forma, tiene que darle lugar a tu nueva personalidad. Esta nueva vos, que es feliz, que se siente satisfecha por los cambios que va implementando, por lo mejor que se siente. Y así, se alimenta esta rueda, en la cual te querés sentir cada día mejor.

 

4° Aceptá que vas a recibir comentarios de otras personas.

 

Muchas veces te da un poco de “verguenza” o de sentís algo de resquemor en contar que querés comer mejor… y sí, muchas veces las personas opinan de las realidades de otras personas, sin saber, y lo peor, sin pedir permiso para hacerlo.

Esto es una realidad, por lo tanto aceptá, y sabé, que vas a recibir comentarios sobre tu nueva forma de alimentarte, por pequeños que sean estos cambios. Y es aquí, donde el primer  punto de este artículo cobrá especial sentido. Vas a estar preparada para escuchar los comentarios y dejarlos pasar, porque tenés más que claro… tus verdaderas y más profundos motivos.

Ninguna opinión va a invalidar tus razones de cambiar lo que estés cambiando.

 

5°  Elegí ser tu prioridad.

 

Este último punto es totalmente indispensabel, si vos no formas parte de tus prioridades, es casi imposible, que cambie algo.

Si cada día alguien más cambia tus planes.

Si cada inversión en tu vida es para otras personas.

Si cada comida que preparás es según el gusto de otra persona.

Si cada compra de supermercado es decidida por otra gente.

Es tu momento de cuidarte, de sentirte mejor.

Es tu momento de ponerte delante.

 

Ahora contame vos… ¿Cuál de estos puntos tiene más sentido para vos? ¿Cuál se ajusta a tu realidad?


Si llegaste hasta acá y este texto te ayudó en algo… suscribite para recibir noticias cada semana en tu correo.

Publicaciones Recientes